Home » Economía » Combustibles: tras la liberación de precios la suba promedió 24%

Ayer actualizó sus precios YPF y se espera que le sigan las demás petroleras. La empresa estatal quedó con el valor más alto de mercado.

Por Rodrigo Cuello y Mariano Zalazar – rcuello@losandes.com.ar

Un repentino incremento sorprendió a los mendocinos ayer cuando hicieron la parada habitual para cargar combustibles antes del trabajo: YPF volvió a subir sus precios y en esta oportunidad los combustibles se encarecieron 3,5% en promedio a nivel nacional.

El litro de nafta súper pasó la barrera de los $ 25 en la provincia. En los últimos seis meses, tras la decisión de liberar precios, los combustibles subieron 24 en promedio.

Con este nuevo incremento, cargar un litro de súper ahora sale $ 25,21, unos 85 centavos más que hasta el lunes cuando costaba $ 24,36, es decir, una variación de 3,48%.

El precio de la nafta premium pasó de $ 27,50 a $ 28,46 (3,49%), el diesel subió de $ 21,61 a $ 22,37 (3,51%) y el diesel premium pasó de $ 23,99 a $ 24,83 (3,50%). Otra suba que tomó desprevenidos a los usuarios fue el precio del m3 de GNC, que pasó de $ 11,95 a $ 12,99.

“No esperábamos estos aumentos, nos tomó por sorpresa”, confió Gabriel Bornoroni, prosecretario de Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac). El directivo agregó que sí esperaban un incremento de precios pero el próximo mes.

“Por el nuevo impuesto al dióxido de carbono, ya estaba previsto una suba de 41 centavos para las naftas y de 47 centavos para el diesel en marzo”, detalló. Es decir, que para el mes que viene tendremos un nuevo “golpe al bolsillo”.

Con estos precios, los surtidores de la petrolera estatal expenden los combustibles más caros del mercado, al menos hasta que el resto de las compañías retoquen sus precios, como suele ocurrir. Hasta ayer la nafta equivalente a la súper en Axion costaba

$ 24,59 unos 2,5% por debajo de YPF. Mientras que el mismo tipo de combustible en Shell se vendía a $ 24,36 unos 3,48% menos que en la empresa con participación estatal.

Bornoroni adelantó que se espera que el resto de las petroleras imiten a YPF en el “transcurso de la semana”, a excepción de OIL, que desde ayer a las 15 ordenó modificar los importes.

Alimentos y bebidas, con un impacto casi inmediato

La suba de la nafta es el resultado de dos variables de fuerte peso para cualquier economía: las variaciones en el dólar y del barril de crudo, en el incremento de ayer se conjugaron ambas. Esto genera un “efecto ola” que impacta contra precios fundamentales en la economía familiar, sobre todo en “alimentos y bebidas”, coincidieron economistas consultados por este diario.

“Cuando aumentan los combustibles, aumenta el transporte y como consecuencia muchos alimentos que dependen de la contratación del flete para llegar a las góndolas, como las hortalizas. Esto va a impactar en el índice de precios de febrero y marzo”, adelantó Pablo Salvador, doctor en Economía.

Sobre esto, José Vargas, de la consultora Evaluecon, aseguró que el incremento se va a sentir de “manera automática en el rubro alimentos y bebidas”. El economista explicó que algunos productos reaccionan más rápido que otros, dependiendo del peso que represente el costo flete en su formación de precio. “Carnes y lácteos, sobre todo, subirán casi de manera inmediata”, agregó.

En este sentido, al vaticinar el comportamiento de los importes de los combustibles en un corto y mediano plazo, los profesionales auguraron más incrementos. “Es el tercer mes consecutivo que suben los combustibles y, por la reforma tributaria, ya se esperaba otro reacomodamiento en marzo.

No es descabellado pensar en un litro a 30 ó 35 pesos para fin de año”, Vargas hizo este análisis al contemplar la evolución de precios internos y del crudo, “no el dólar, porque el Banco Central va a trabajar para que ronde los $ 20”.

“Es difícil calcular el valor del dólar con el que el gobierno se siente cómodo. Si bien la suba es favorable para el sector exportador, aunque si crece mucho termina impactando en los precios. Sin embargo, el Gobierno ha manifestado que la moneda norteamericana va a estar por encima de los $ 19”, analizó Salvador, por lo que aún hay un margen para nuevos incrementos.

Liberación de precios, aumento sostenido

Para fines de setiembre de 2017, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, comunicó a las empresas petroleras la suspensión del acuerdo interno que establecía una actualización de precios de los combustibles cada tres meses y liberó esos precios a partir del 1 de octubre.

“Antes de esta liberación, se negociaban las subas. El Gobierno y empresarios analizaban los comportamientos del crudo, del dólar y de los biocombustibles. Lo que cambió este gobierno fue la política de implementación, cada empresario puede hacer lo que quiera”, explicó el directivo de Fecac.

Cronología

23 de octubre
Primera suba de los combustibles luego de su liberación. 10% en promedio.

3 de noviembre.
YPF bajó sus combustibles un 1,5%.

2 de diciembre.
YPF vuelve a subir sus precios, en esta oportunidad 6% en promedio.

24 de enero.
Incremento del 4% llevó el litro de súper a
$ 24,36.

6 de febrero.
Se encarecieron los combustibles en 3,5%.

En Mendoza las ventas en bocas de expendio crecieron 1,6%

Durante los primeros nueve meses de 2017 los estacioneros de Mendoza estaban perdiendo ventas en relación a 2016, pero los buenos rendimientos de octubre, noviembre y diciembre alcanzaron para revertir la situación y el sector terminó con un balance anual positivo del 1,6%.

El dato surge de un informe estadístico del Ministerio de Energía de la Nación, que muestra que en todo el 2017 se vendieron 714.654 m3 de combustible en la provincia, mientras que en 2016 se comercializaron 703.601 m2. La diferencia de un año a otro fue de 11.053 m3 (1,6%).

Sin embargo, no todos los combustibles se recuperaron. Si se analizan los resultados de cada producto por separado, se encuentran realidades muy diferentes.

Las versiones premium de nafta y gasoil tuvieron un año muy favorable, impulsados por el crecimiento del parque automotor, pero las versiones “comunes” tuvieron variaciones interanuales negativas, afectadas por la menor actividad del transporte de cargas (principales consumidores de diesel común) y la baja en el consumo de las naftas de menor octanaje.

El mejor resultado lo tuvo la el gasoil premium, que logró un crecimiento de ventas del 19,11% en 2017, pasando de 101.754 m3 vendidos en 2016 a 121.199 m3 el año pasado. Apenas por debajo estuvo la nafta premium, que saltó de 106.770 m3 a 127.092 m3 (19,03% de aumento).

En el otro extremo estuvo el diesel común. Las estadísticas oficiales muestran que las ventas de ese producto cayeron 9,67% en Mendoza, al pasar de 288.352 m3 vendidos en 2016 a 260.473 m3 en 2017. Por su parte, la nafta súper tuve una leve retracción del 0,4%, cayendo de 206.725 m3 vendidos el ante año pasado a 205.890 m3 en la última temporada.

Mejora a nivel país

De acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Energía, en el total de Argentina las ventas de combustibles crecieron 3,4% el año pasado.

Los datos publicados por el Gobierno indican que en 2016 se comercializaron 15.865.579 m3 de combustibles en todo el país, mientras que en 2017 se contabilizaron 16.403.548 m3 entre todas las provincias.

www.losandes.com.ar

Etiquetas: ,

No comments yet... Be the first to leave a reply!