Home » Mundo » Por Francisco, Chile se prepara para enfrentar la oleada argentina y las protestas

Ante la “oleada” de extranjeros que se espera que ingresen a Chile por la visita del papa Francisco, el Gobierno chileno anunció que duplicará la dotación e infraestructura de Aduanas y de la policía en los pasos fronterizos mientras trabajan a contrarreloj para ultimar detalles de los encuentros litúrgicos que sostendrá Jorge Bergoglio en la capital y en las ciudades de Temuco e Iquique, donde también anticipan varias protestas y movilizaciones. La visita del primer Papa latinoamericano coincide, además, con un mes en que tradicionalmente vacacionan miles turistas de Argentina, país en que nació Francisco y que el líder de la Iglesia Católica no incluyó en su gira.

Por Urgente 24

Mientras Chile se prepara para recibir a Jorge Bergoglio, los argentinos lo hacen para cruzar la frontera, esta vez, no en busca de mejores precios ni por sus playas, sino para ver al argentino, que no incluyó a su país se origen en la gira.

Los organizadores de la visita del Papa, quien estará en Santiago y en las ciudades de Temuco e Iquique entre el 15 y 18 de enero, esperan la llegada de miles de argentinos en los días previos a la llegada de Francisco, que viajará directamente desde Iquique a Lima la tarde del 18 para continuar su gira oficial por Perú, según el sitio ‘Excelsior’.

En San Juan, por caso, el paso Agua Negra que comunica esa provincia con Chile, espera en enero un 30% más de viajeros que el año anterior, cuando transitaron por ahí más de 100 mil vehículos, según informó la Secretaría de Asuntos Institucionales sanjuanina.

También en Chile, las autoridades de ese país anunciaron el incremento de funcionarios públicos en los pasos fronterizos. El Gobieron ordenó aumentar al menos al 50% las ventanillas de atención en 9 pasos con Argentina, Perú y Bolivia, además de las áreas de inspección física de vehículos “con la finalidad de extremar la seguridad y al mismo tiempo agilizar el ingreso de fieles”.

El subsecretario de Interior chileno, Mahmud Aleuy afirmó que han “establecido que debemos tener una visita segura y tranquila, no sólo para el Papa sino también para los chilenos que participen en las actividades y para los extranjeros, que esperamos que sean un número relevante”.

Dijo que la PDI en los puestos fronterizos se incrementó en un 100%, lo que incluye agentes antinarcotráfico y de búsqueda de personas, “todo para mantener el ambiente de seguridad del país”.

Claro que no sólo reforzaron aquellos pasos, la seguridad interna también preocupa dada la cantidad de protestas anunciadas debido a la visita.

Juan Carlos Claret, vocero de los laicos de la ciudad chilena de Osorno, contó al sitio ‘Cooperativa’ que “durante varios meses gestionaron la posibilidad de un encuentro con Jorge Bergoglio a fin de explicarle personalmente el rechazo de su comunidad al obispo Juan Barros, quien fue formado por el cura Fernando Karadima y es sindicado por los denunciantes del caso como uno de los encubridores de sus abusos sexuales.”

Como respuesta, “la Iglesia en Chile y en Roma nos cerró las puertas”, dijo Claret, quien lamentó las expresiones de respaldo que tuvo en más de una ocasión el papa respecto a Barros; situación que se ha replicado en la Conferencia Episcopal y entre los cardenales.

“Esa defensa corporativa habla de que en la Iglesia hay una estructura de confianza ciega y eso es grave, porque si no hay capacidad para el disenso, la Iglesia así constituida, configurada y entendida es sumamente peligrosa”, alertó.

Así que consultado por las acciones específicas que emprenderán durante esos días, Claret contó que “el 12 de enero llega a Chile Peter Saunders, integrante de la comisión papal para la prevención del abuso que ha sido bastante crítico con el mismo papa respecto al manejo de la situación de Osorno”, y que viene al país a “apoyar la causa de Osorno”.

“También queremos convocar a una vigilia de la noche del 15 hasta la mañana del 16 de enero, porque si hay una realidad que no tiene un espacio dentro de la agenda del papa es la de las víctimas de abuso de la Iglesia Católica. Estaremos toda la noche, desde las 23:00 horas del 15 hasta las 10.00 de la mañana de 16 –un ratito antes de que empiece la misa en el Parque O’Higgins- para poner sobre la mesa esta realidad que deliberadamente el obispo Fernando Ramos decidió poner al margen del programa de la visita”, señaló Claret a ‘El Diario’.

Por otro lado, “vamos a realizar actividades de protesta, particularmente en los trayectos del papamóvil. No queremos interrumpir eucaristías ni cosas así. Además, tenemos que asumir algo bien concreto: no tenemos los recursos (…) para venir todos (a Santiago), y aunque viniéramos todos, ¿qué podrían hacer mil, 2.000 personas protestando contra un millón de personas que se esperan en el Parque O’Higgins?”.

“Tenemos que tratar de posicionar un mensaje de manera creativa e inteligente, por lo que vamos a focalizar las protestas simplemente en algunos trayectos de papamóvil”, subrayó el líder de los laicos de Osorno.

También ayer martes unos 50 mapuches protestaron en el Aeródromo de Maquehue, lugar de la capital de La Araucanía donde el miércoles 17 de enero, a las 10:30 horas, el papa Francisco encabezará una masiva “Misa por el Progreso de los Pueblos”.

Una de las “afectadas directamente” por la llegada del papa es Albertina Urrutia, dirigente de una de las comunidades, quien ayer estuvo en la toma y protesta: “La represión ya empezó. Nosotros estamos sitiados por Carabineros acá. O sea, todavía el papa no viene y ya estamos siendo reprimidos”, dijo Urrutia, quien adelantó que vendrán “muchas manifestaciones más”.

“Si el papa es una persona que viene a traer la paz, es una violencia que se paren en una tierra que es de nosotros y que no las han devuelto”, afirmó la líder mapuche.

Por otra parte, Jorge Bergoglio se entrevistó varias veces en Roma con el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el pontífice visitó en 2015 el país vecino, donde llamó inesperadamente al “diálogo” para solucionar el tema de “el mar”; una declaración que fue celebrada como un triunfo diplomático por La Paz.

Sin embargo, el jueves 18 de enero a las 11:30 horas, en el Campus Lobito de la ciudad de Iquique, el papa presidirá una “Misa de Nuestra Señora del Carmen, Reina y Madre de Chile”, y en este contexto, inmigrantes bolivianos que residen en Chile tienen previsto manifestarse a favor de la reivindicación marítima.

“Estamos expectantes de que (el papa) también acá, en su visita por Chile, haga llegar ese mensaje de paz”, explicó el dirigente Ronald Montecinos.

“Acá en la región hay simpatía, por parte de organizaciones, hacia la causa marítima. Por esa razón, esperamos poder emitir algún tipo de mensaje que sea llamativo, con pancartas o algo, que lleve a reflexionar”, dijo el activista.

Hay que mencionar además que, en el contexto de la visita papal, organizaciones de la diversidad sexual también están preparando un seminario para debatir sobre la discriminación y el rol que le cabe a la Iglesia Católica en ésta.

Ante la serie de expresiones públicas anunciadas, el obispo Fernando Ramos, coordinador nacional para la visita de papa, llamó a los detractores a la tranquilidad y a escuchar el mensaje de Bergoglio.

“Si tratamos de imponer a otros una cierta visión, una cierta posición, evidentemente no surge el encuentro. Nuestra invitación a todos aquéllos que se puedan sentir preocupados o en contra de la visita del papa es a que escuchen lo que el mismo santo padre quiere decir. Creo que para todos en nuestro país va a ser una gran fiesta”, dijo Ramos.

El presbítero Patricio Trujillo, quien está organizando la misa en Temuco, negó ayer también que en la Iglesia exista temor o preocupación frente a las anunciadas protestas mapuche.

En paralelo a las protestas y los operativos de seguridad, se desarrolla ya la venta de entradas para quien quiera escuchar a Francisco.

Ya comenzaron a repartir las entradas por internet, entrega que se suma al despacho de tickets que se había comenzado a realizar en las parroquias del país, según detalló Javier Peralta, director ejecutivo de la Comisión Organizadora.

“Hoy comenzó la distribución vía online de entradas para el encuentro de jóvenes en Maipú, se abrirá prontamente para el encuentro en Iquique, pasado mañana para el encuentro en Temuco y el viernes ya estarán disponibles las entradas para la actividad en Parque O’higgins”, señaló Peralta.

En tanto, Tomás González, productor general de la Visita del Papa a Chile, comentó que en Iquique las entradas se estaban repartiendo principalmente a través del obispado de Iquique y que recién el 28 se podrán obtener vía online.

“Las entradas acá en Iquique se están repartiendo principalmente a través del obispado de Iquique, ese es el principal canal de distribución, ya el 28 de diciembre se habilitará la adquisición vía web”, indicó González.

Además el encargado agregó que el sistema de entradas “es para ordenar el sistema de ingreso, está indicará el número de puerta, un horario de presentación y una zona de ubicación, con el fin de descongestionar la afluencia de público”.

Etiquetas: ,

No comments yet... Be the first to leave a reply!