Home » Economía, Política » Se aprobó el Presupuesto 2018 para la provincia de Buenos Aires en las cámaras de Diputados y Senadores

Hay aumentos en el impuesto Inmobiliario Urbano, que van del 40 al 70 %, según la valuación de las propiedades, y de una suba del 50 %, promedio para el Rural, aunque quedan exentos campos de menos de 50 hectáreas y los que se inundaron en 2017. Se fijó un límite de mil millones de dólares para endeudamiento oficial a través de proyectos de participación pública privada; también que el porcentaje atado a obras del Fondo Educativo baje del 85 al 50 por ciento para intendentes del conurbano y al 40% en el caso de los del Interior. Hay una previsión de endeudamiento de 85 mil millones de pesos

Las cámaras de Diputados y Senadores de la provincia de Buenos Aires aprobaron este martes, tal como lo habían anticipado legisladores y funcionarios, el Presupuesto 2018 elevado por el Poder Ejecutivo.

La Ley de Leyes que ahora deberá ser promulgada, lo que por supuesto se da por descontado, estima un déficit de 31 mil millones de pesos y gastos por 630 mil millones. Los municipios, como lo ha venido adelantando nuestro Grupo Periodístico, a partir de conversaciones mantenidas con los intendentes deberán firmar un acuerdo fiscal para ajustar las cuentas y disminuir en formar considerable el gasto político. Esto último es una condición inalterable para asistirlos financieramente y con obras, como así también para acompañarlos en la búsqueda de financiamiento externo.

Con este presupuesto el gobierno podrá endeudarse por hasta 85 mil millones de pesos durante el año próximo. Este fue uno de los temas más cuestionados por la oposición.

Se fijó un límite de mil millones de dólares para endeudamiento oficial a través de proyectos de participación pública privada; también que el porcentaje atado a obras del Fondo Educativo baje del 85 al 50 por ciento para intendentes del conurbano y al 40% en el caso de los del Interior.

La baja de impuestos proyectada para 2018, mediante la Ley Impositiva, tiene un costo fiscal de $ 10.000 millones y abarca a Ingresos Brutos (IIBB) en cada sector: unas 3.900 grandes industrias, por ejemplo, pagarán una alícuota de 1,5% (frente a 1,75% actual).

Están exentas, además, las Pymes fabriles que facturen hasta $ 78 millones, y cuyo tope es hoy de $ 52 millones, lo que implica una variación de más del 50% y alcanza a unas 40.000 compañías.

Para la construcción, la alícuota del gravamen de Ingresos Brutos baja de 4% a 3% en beneficio de 39.000 compañías; para unos 15.000 pequeños comercios que facturen hasta $ 2 millones se reduce de 3,5% a 2,5% y para unas 2.200 carnicerías también cae al 2,5%, desde el 3,5 a 5% actual.

Unos 3.800 pequeños productores agro-ganaderos tendrán alícuota cero cuando facturen hasta $ 3 millones anuales.

Se recorta, asimismo, la alícuota del impuesto a los Sellos, de 3,6% a 2% para la compra venta de inmuebles, como también para autos cero kilómetro ese gravamen y el de IIBB bajan de 3 y 3,5% respectivamente, al 2,5%.

Se confirma el aumento para el impuesto inmobiliario y rural.

Hay aumentos en el impuesto Inmobiliario Urbano, que van del 40 al 70%, según la valuación de las propiedades, y de una suba del 50 por ciento, promedio para el Rural, aunque quedan exentos campos de menos de 50 hectáreas y los que se inundaron en 2017.

http://www.infoecos.com.ar/

No comments yet... Be the first to leave a reply!