Home » Economía, Política » La salida política del Gobierno para la disputa por el Fondo del Conurbano

El presidente hizo una oferta a los gobernadores que no afectaría las cuentas provinciales. Si la aceptan, Vidal podría retirar su demanda de la Corte Suprema. El detalle.

La disputa por el Fondo del Conurbano podría llegar a buen puerto y alejarse del carril judicial. El Gobierno nacional formuló este jueves a los gobernadores una propuesta que implica que la Nación se haga cargo de financiar, de manera gradual, la mayor parte de lo que reclama Buenos Aires, sin tocar los recursos de las provincias.

Si las negociaciones concluyen con éxito, la propia mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, está “dispuesta a retirar su reclamo de la Corte Suprema de Justicia”. Lo anunció el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, durante una conferencia de prensa acompañado por su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, al cabo de la reunión encabezada por el presidente Mauricio Macri.

En ese marco, Frigerio reveló que el plan del Gobierno es “cubrir de manera gradual el reclamo de la provincia de Buenos Aires”, y que así sería la Nación la que “mayoritariamente” se haría cargo del financiamiento para “no afectar las cuentas públicas provinciales”.

Sin embargo, el ministro no precisó los montos que percibiría la provincia de Buenos Aires el próximo año, y tampoco si, en pos de lograr una solución, el gobierno de Vidal decidió ceder un porcentaje de estos recursos.

“Hoy en día la provincia de Buenos Aires es la que menos fondos recibe del Fondo del Conurbano, una situación que todos los gobernadores reconocen como injusta y que a partir de la propuesta que hoy les presentamos, entendemos que se puede solucionar sin que eso afecte las cuentas públicas provinciales”, sostuvo Frigerio.

El Gobierno propone derogar el artículo 104 de la Ley de Ganancias, que establece entre otras cosas que el 10% de lo recaudado por este tributo debe ser destinado a Buenos Aires, con un tope de 650 millones de pesos, mientras que el excedente es repartido entre los demás distritos.

A partir de esa derogación, todas las asignaciones previstas en ese artículo pasarían a la masa coparticipable, que aumentaría a 230 mil millones de pesos, mientras que para no desfinanciar a la Anses, el Gobierno pretende que el cien por ciento de lo recaudado del impuesto al Cheque pase a esa órbita (hoy está en 70%).

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, con esta reforma “todas las provincias conservarán la misma cantidad de recursos que tienen al día de hoy, y la provincia de Buenos Aires será compensada en 20 mil millones de pesos”.

www.parlamentario.com

Etiquetas:

No comments yet... Be the first to leave a reply!