Renegociación de la deuda pública: el Gobierno demora el tratamiento en el Congreso ante la falta de acuerdo con la oposición

La estrategia oficial se definió en una reunión de la que participaron Frigerio y Lacunza y los legisladores Monzó, Pichetto y Pinedo. El ministro de Hacienda no irá al Senado el miércoles

Por Federico Mayol
fmayol@infobae.com

Al final, el ministro Hernán Lacunza no se presentará como estaba previsto el miércoles ante los 20 legisladores de la comisión bicameral de seguimiento de la deuda externa y el Gobierno demorará el envío del proyecto de ley anunciado la semana pasada “en pos de buscar acuerdos”.

Así lo confirmaron a este medio fuentes oficiales al cabo del encuentro que al mediodía mantuvieron el ministro de Hacienda y su par de Interior, Rogelio Frigerio, junto a Miguel Ángel Pichetto, Emilio Monzó, Federico Pinedo y Sebastián García de Luca en la planta baja de la Casa Rosada.

De esta manera, el oficialismo se tomará más días para buscar consensos en torno al proyecto de ley de renegociación de la deuda con bonistas bajo norma argentina que iba a ser enviado este lunes al Senado.

La decisión se da horas después de los anuncios de este domingo vinculados al control de cambios.

“Queremos que llegue con acuerdo de la oposición. Esta semana va a haber reuniones con el PJ en esa línea”, explicaron voceros del oficialismo tras la reunión. El Gobierno busca el visto bueno del kirchnerismo, de los gobernadores y de los bloques con representación parlamentaria.

Al final de la semana pasada ya había habido contactos con Agustín Rossi, jefe de la bancada en la Cámara baja, y con otros miembros del Frente de Todos. Alberto Fernández, en tanto, llegó pasado el mediodía argentino a Madrid.

Según fuentes gubernamentales, las conversaciones se intensificarán a partir de esta misma tarde, en el Congreso. Tras el encuentro, de hecho, Frigerio, Monzó y De Luca, viceministro del Interior, salieron juntos de Casa Rosada.

El proyecto, resaltan, podría ingresar al Senado recién a partir de la semana próxima.

Lacunza había repartido su tiempo del fin de semana entre las medidas anunciadas ayer, vinculadas al control de cambios, y el proyecto de ley de renegociación de la deuda.

Este mediodía, la llamada “ala política” del Gobierno se convocó en las oficinas de Frigerio para afinar la estrategia parlamentaria, tras la reunión de Gabinete encabezada por Mauricio Macri. Monzó llegó sobre el final del encuentro.

En este sentido, Lacunza ya habló con el equipo de Alberto Fernández, con referentes de Consenso Federal, el espacio que lidera Roberto Lavagna, y con economistas del oficialismo como Martín Lousteau y Carlos Melconián. En todos los casos, Lacunza recibió un apoyo explícito que, ahora, se tiene que materializar en el recinto de sesiones del Senado y Diputados.

Tras esta ronda de conversaciones, el ministro de Hacienda dedicó sus horas a pulir con sus asesores legales la letra chica del proyecto anunciado el pasado miércoles y consultado con el FMI. El texto prevé la renegociación de la deuda de mediano y largo plazo bajo jurisdicción local.

El funcionario iba a presentarse este miércoles frente a los 20 diputados y senadores que integran la comisión bicameral de seguimiento de la deuda, presidida por el peronista José Mayans e integrada por Axel Kicillof y Marco Lavagna, entre otros. Una reunión que ya había sido oficializada en la agenda de la comisión.

En esa reunión parlamentaria, el ministro iba a defender el DNU que preservó los plazos para pagar a las personas físicas con tenencias de títulos públicos, y postergó la liquidación de esos títulos que están en las arcas de las personas jurídicas.

Asimismo, Lacunza tenía pensado explicar cómo renegociará con los bonistas bajo ley nacional que también sufren la dilación en el pago de sus acreencias.

En este caso puntual, el proyecto ahora demorado establece el cambio de un bono por otro y la incorporación de cláusulas de acción colectiva, como ya sucede con los bonistas bajo legislación extranjera.

INFOBAE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *