Bonadio decide si Manzanares se convierte en el nuevo arrepentido de la causa

Después de dos días de declaraciones, el juez de la causa deberá decidir si homologar o no el acuerdo impulsado por el fiscal Carlos Stonerlli.
Claudio Bonadio, juez de la causa de los cuadernos K, decidirá este lunes si acepta como imputado colaborador a Víctor Manzanares, excontador de Cristina Kirchner. El pasado viernes, el involucrado en la causa de corrupción confesó haber negociado con el exmagistrado Norberto Oyarbide para beneficiar a Néstor Kirchner en una pericia contable.

Al conocer la información que Manzanares tenía para ofrecer a la causa, el fiscal Carlos Stornelli decidió incluirlo dentro del programa de imputados testigos. Sin embargo, esta decisión necesita de la homologación de Bonadio. La semana pasada, el contador declaró que Oyarbide manipuló una pericia clave que le permitió sobreseer a Néstor y a Cristina en una causa por enriquecimiento ilícito, pese a que el patrimonio del matrimonio había crecido un 158% solo en 2008.

Frente a los fiscales, el excontador K relató cómo Oyarbide le dio instrucciones sobre la forma en la que debía confeccionar la pericia de la defensa, es decir, de los Kirchner. Esa misma pericia contable fue luego utilizada por el magistrado para firmar la declaración de inocencia del matrimonio presidencial.

Además, apuntó contra el exsecretario privado de Kirchner, Daniel Muñoz al asegurar que tanto él como su esposa, Carolina Pochetti, y sus testaferros, tenían mucho más que u$s70 millones y brindó detalles de más inversiones, sociedades y otros fondos. Según Stonerlli, la de Manzanares “es una declaración muy ilustrativa que hace un gran aporte, incluso con la admisión de su propia participación y responsabilidad”.

“El relato de un arrepentido es mucho más interesante, más allá de a quién apunta, porque contó cómo se recaudaba, dónde se llevaba, dónde la guardaban, cómo la sacaban y cómo la invertían”, sostuvo el fiscal. “Abrió líneas de investigación que no teníamos, identificó bienes que no teníamos y corroboró sospechas que teníamos”, agregó.

El excontador de los Kirchner fue involucrado a la causa de los cuadernos de las coimas tras haber sido señalado por Sergio Todisco, presunto testaferro de Muñoz, y Juan Manuel Campillo, exsecretario de Hacienda de Kirchner en Santa Cruz, que aseguraron que el contador colaboró en el esquema de lavado de activos.

https://www.elintransigente.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *