Luján: el obispo desmintió a Moyano sobre la “venia” del Papa Francisco

“No tuvo ninguna injerencia”, rebatió monseñor Agustín Radrizzani, el arzobispo de Mercedes-Luján que fue quien condujo la celebración religiosa de Paz, Pan y Trabajo a la que el hijo del camionero quiso darle la rúbica del Sumo Pontífice.

En términos religiosos, mentir es un pecado. Y luego de la masiva movilización de organizaciones sociales que se realizó el último sábado en la Basílica de Luján, los Moyano afirmaron: “sin duda no se podría haber hecho esta movilización sin la venia del Papa”.

La aclaración del obispo Agustín Radrizzani llegó por un comunicado, que acaba de tomar lugar en las redes sociales de la Conferencia Episcopal Argentina: “El Papa Francisco no ha tenido ninguna injerencia, la decisión de realizar la celebración fue absolutamente mía”.

Y detalló, acerca de los concurrentes (de neto corte opositor en el ruedo político, con sindicalistas, intendentes bonaerenses, kirchnerista y un sector de Apyme): ”Nunca tuve la intención de apoyar ni a un partido, ni a una ideología, ni a personas concretas”.

Radrizzani remató sintéticamente: “el Papa no me habló ni yo lo llamé”, aunque también aclaró que “no hubiese sido pertinente negarme al pedido que me hicieran hace 40 días ya que valoré como muy positiva la intención era rezar por la paz, el pan y el trabajo”. “Mi propósito, expresado en la homilía, fue propiciar una súplica confiada a Dios para favorecer un clima de diálogo que nos ayude a superar las dificultades que sufren muchos argentinos”.


lujanmarchaarzobispo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *