La Gobernadora oficializó el plan de ajuste para 300 mil empleados estatales

Vidal reglamentó la norma que había decretado días atrás. El plazo para adherir al programa será de seis meses, el cual podrá prorrogarse.

Mediante el decreto 465/2018, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, reglamentó el decreto que habilita el retiro voluntario para empleados de la administración pública, excepto a personal del Servicio Penitenciario Bonaerense y policías.

“Todos los agentes que revisten en las Plantas Permanentes con Estabilidad del Poder Ejecutivo Provincial, Organismos de la Administración Centralizada, Desconcentrada y Descentralizada, con las excepciones indicadas en el artículo siguiente, podrán optar por el régimen de retiro voluntario, adhiriendo a los Programas que se implementen con sujeción a las disposiciones establecidas en el presente”, señala el primer artículo.

“Podrán optar por el retiro voluntario todos aquellos agentes que revisten en las Plantas Permanentes con Estabilidad, que a la fecha de entrada en vigencia del presente registren una antigüedad de dos años o más e inferior a los 24 años en la Administración Pública y le faltaren más de cinco”, aclara el escrito.

En el mismo también se estipula que quien opte por el retiro tendrá “cinco años para acceder a un beneficio jubilatorio. La Administración podrá denegar la solicitud cuando, a su juicio, el retiro del agente afectare el regular funcionamiento del área o el sector en que se desempeñe. El plazo para adherir al Programa de Retiro será de seis meses contados a partir la entrada en vigencia del presente decreto, pudiendo ser prorrogado por igual período por la Autoridad de Aplicación vía reglamentaria”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *