Le prohibieron salir de Brasil a Lula y no irá a la “cumbre del hambre”

Un juez federal de Brasilia ordenó este jueves 25/01 la retención del pasaporte del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a doce años de prisión por corrupción, y le prohibió salir de Brasil. El ex presidente Lula, tenía programado viajar este viernes 26/01 a Etiopía para participar en una cumbre sobre el hambre auspiciada por la FAO, el organismo de la ONU para la alimentación en el mundo.

Por Urgente 24

La justicia brasileña propinó un nuevo golpe al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva apenas 24 horas después de su condena a 12 años de cárcel por corrupción. Un juez de Brasilia ordenó retirar el pasaporte e impedir salir del país a Lula, que este viernes se disponía a viajar a Etiopía para participar en una cumbre sobre el hambre auspiciada por la FAO, el organismo de la ONU para la alimentación en el mundo.

El juez no tiene relación alguna con el caso que motivó la condena de Lula, aunque instruye otro proceso que lo implica en supuestas irregularidades en la compra de cazas para el Ejército brasileño. Lula tenía previsto estar tres días en Etiopía y regresar a Brasil, pero, ante la orden judicial, canceló el viaje.

La determinación, que ya fue comunicada a la Policía Federal, responsable por el control en las aduanas de los aeropuertos, se produjo pocas horas antes del viaje que el ex jefe de Estado tenía planeado a Etiopía para participar en un evento sobre el combate al hambre en el mundo organizado por la FAO en el marco de la Trigésima Cumbre de la Unión Africana.

La orden fue dictada por el juez décimo federal de Brasilia, Ricardo Leite, en un proceso diferente al que concluyó el miércoles con la condena de Lula, y confirmada por la Policía Federal y el Ministerio de Justicia.

“El director general de la Policía Federal, Fernando Segovia, comunicó por teléfono en la noche del jueves al ministro de Justicia, Torquato Jardim, la decisión de la Justicia Federal de impedir que el ex presidente abandone el país”, según la asesoría de prensa del Ministerio.

De acuerdo con la misma fuente, el ministro le pidió al director de la Policía Federal que comunique a Lula de la decisión en su residencia para evitarle situaciones embarazosas.

Lula fue imputado en este proceso en diciembre de 2016 luego de que el juez considerara como procedentes las acusaciones de que el ex presidente intervino en la elección del vencedor de la millonaria licitación en su condición de ex presidente y gracias a influencia que tenía en el Gobierno de su sucesora, Dilma Rousseff.

La política brasileña acostumbra a transitar por caminos sinuosos, pero la condena al expresidente lo ha situado ante una dimensión desconocida. Nadie ha logrado hasta ahora hacer sombra a Lula en las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre, y el empeño del expresidente en apurar hasta el final, en el campo jurídico y en el político, sus posibilidades de ser candidato sumen al país en la total incertidumbre. Para complicar aún más las cosas, surgen acciones espontáneas como la del juez de Brasilia que ha decidido limitar sus movimientos fuera del país.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *