Los apagones se multiplicaron por una demanda récord de electricidad

Al tiempo que se registraba ayer un nuevo récord de consumo energético por el calor, con un pico de demanda de 1.779,3 megavatios a las 15.25, Rosario fue una caldera por la acción de la elevada temperatura (con 34,6º a las 16.10 y 36º de térmica) y múltiples cortes de luz. Si bien hasta las 20 sólo restaban subsanar dos de por lo menos una decena de desperfectos registrados en la red de media tensión, la reposición del servicio en bajo voltaje en distintos puntos de la ciudad se prolongó a lo largo de la noche.
   Al caer la tarde de un día por demás de agitado, 2.500 usuarios rosarinos continuaban soportando los cortes del servicio, varios desde la madrugada, según cuantificaron en la Empresa Provincial de la Energía (EPE).
   Para la compañía, los inconvenientes registrados desde temprano en la ciudad, como también en la capital provincial, obedecieron al alto consumo energético provocado por las altas temperaturas, que marcó un nuevo récord de 1.779,3 megavatios (el anterior fue de 1.741).
   El sistema eléctrico argentino había batido el miércoles su propio récord de verano al alcanzar una demanda de 19.894 megavatios de potencia y 418,3 gigavatios de energía entregados a las 21.25.

Larga espera. Las líneas de media tensión que continuaban sin luz son las del sector delimitado por Saavedra, Esmeralda, Uriburu y Maipú, además de Garibaldi, Mitre, Juan Canals y Ovidio Lagos.
   Poco antes se había subsanado el desperfecto en la zona enmarcada por el pasaje Violeta, Guardia Morada, Hortensia y pasaje Clavel, en el barrio Las Flores.
   Lo propio ocurrió en el centro de Rosario, en el área delimitada por Tucumán, Entre Ríos, Urquiza, Presidente Roca, Catamarca, España, Tucumán e Italia.
   Más de veinte cuadrillas de distintos sectores operativos de la EPE fueron afectadas a la normalización de otros inconvenientes producidos en las manzanas comprendidas por Córdoba, Magallanes, Forest y Perú.
   A la falta de luz también la sufrió el grupo de clientes de la zona delimitada por Ituzaingó, el acceso sur, Arijón, Ayacucho y
Uriburu.
   Otro sector de Rosario al que le tocó la interrupción intempestiva del suministro fue el comprendido por Ayacucho, Batlle y Ordóñez, y Ovidio Lagos. También barrio Parque.
   Asimismo, la empresa radicó una denuncia policial por un acto de vandalismo en una subestación que cortó el fluido eléctrico en el área comprendida por Presidente Quintana, Cepeda, Isola y Patricias
Argentinas.
   Diana Antruejo, vocera de la EPE, advirtió a La Capital que las cuadrillas trabajarían toda la noche en la regularización del servicio “en los casos de baja tensión”. Innumerables y en distintos puntos de la ciudad.
   En tanto, Aguas Santafesinas SA (ASSA) no vio afectada su prestación. Tanto la planta potabilizadora (dotada de una línea de alimentación eléctrica extra) como la estación de bombeo zafaron de los apagones.
   Los días por venir potencian las dudas: el descenso de la temperatura, por efecto de la tormenta registrada anoche en Rosario (se mantuvo el alerta por abundante caída de agua, granizo y fuertes vientos del sur) será temporario.
   Es que las condiciones meteorológicas tienden a mantenerse inalterables hasta la segunda semana de enero próximo.

En Nochebuena

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé para hoy una temperatura mínima de 22º y una máxima de 34º. También probables chaparrones y tormentas matinales y una posterior mejoría con vientos moderados o regulares del sur con ráfagas. Para la noche, algo nublado con vientos moderados a leves del sur, rotando al este.

Fuente: lacapital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *