Gran Hermano: Tensión entre los hermanos

“A panza llena, corazón contento”, dice el dicho y eso es justamente lo que no está sucediendo dentro de la casa más famosa. La muy desatinada compra de alimentos que quedó a cargo de Martín Pepa se está haciendo notar y los ánimos están caldeados.

Resulta que el muchacho, como el encargado de las compras de la semana, no tuvo mejor idea que hacer un pedido que podríamos tildar, por lo menos, como desafortunado; algunos kilos de lomo, galletitas, fideos y 15 kg de lechuga. La producción del programa se apiadó de la delicada situación alimentaria de los chicos y les envió algunas docenas de huevos como atención especial de la casa.

A esto hay que agregar que Martin se negó a gastar presupuesto en cigarrillos y ante la falta de tabaco, los hermanitos fumadores ya caminan por las paredes. “Nos vamos a morir de hambre”, es la frase que más suena por estas horas dentro de la casa y lo más grave es que están en lo cierto.

A la sensibilidad general se suman las tensiones surgidas entre Pamela y Rocío y la creciente expectativa por la primera eliminación del juego prevista para el próximo domingo. Con este clima cualquier nimiedad resulta ser motivo de pelea. Ocurrió así con la guerra de almohadas de chicas contra chicos que terminó en una fuerte afrenta entre Rocío y Cristian U.

“Yo no voy a vivir con un tipo que es agresivo y le pega a una mujer”, tiró Rocío, una de las nominadas y aspirante a vedette. “Si no te gusta, quedate durmiendo y no juegues”, replicó Cristian U, sin ninguna delicadeza. En tanto, una de las chicas tomó revancha y roció con lavandina el acolchado que corresponde a la cama del muchacho.

Siempre atento, Gran Hermano no deja de aprovechar las circunstancias: ante el creciente apetito de los chicos los juegos han tenido como premio una generosa porción de torta que puede disfrutar sólo quién gana el desafío. Por su parte, los hermanitos no se resignan y están poniendo todos sus recursos sobre el tapete; están pensando seriamente en pergeñar una trampera para cazar pajaritos en el patio de la casa. Ante problemas extremos, soluciones extremas.

Fuente: La Voz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *