Assange anuncia otra filtración sobre Israel

EL CAIRO (Agencias).— El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró en una entrevista difundida por el canal de televisión qatarí Al-Yazira que su portal publicará 3 mil 700 documentos sobre Israel en cuatro o seis meses.

“Todavía estamos esperando publicar documentos sobre Israel, la gran mayoría de ellos no han sido publicados y son polémicos”, dijo Assange.

Según el creador del portal que filtró más de 250 mil cables de la diplomacia estadounidense, WikiLeaks tiene 3 mil 700 “documentos relacionados con Israel o cuyo origen es Israel”. En estos mensajes, entre los que hay “documentos delicados” y “secretos”, según Assange, se tratan cuestiones relacionadas con la guerra entre Israel y la milicia libanesa Hezbolá del verano de 2006 y el asesinato del dirigente del grupo palestino Hamas, en enero en Dubai, supuestamente a manos de los servicios de inteligencia israelíes.

“Hemos dependido hasta ahora de los grandes cinco periódicos del mundo y lo que ha sido publicado hasta ahora refleja los intereses de estos diarios como The Guardian, El País y Le Monde, pero no reflejan lo que consideramos importante, pero vamos a publicar todos los documentos que tenemos y esto tardará cuatro o seis meses”, añadió.

En otra entrevista a Estadao, del diario brasileño Estado de Sao Paulo, Assange dijo que sería “genial” tener una oferta de asilo de Brasil.

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), en tanto, ha creado un grupo de trabajo para evaluar el impacto de la filtración de cables diplomáticos por parte de WikiLeaks.

Según explicó a EFE Jennifer Youngblood, una portavoz de la CIA, el director del organismo, Leon Panetta, ha pedido a este grupo recién creado que examine si las filtraciones “pueden afectar a las relaciones de la agencia en el extranjero o a sus operaciones”.

En tanto, trascendió ayer que Paraguay pidió ayuda a Estados Unidos para desarrollar una red de escuchas telefónicas y controlar 90% de las llamadas entre celulares en el país latinoamericano, según se desprende de los despachos de la diplomacia estadounidense filtrados por WikiLeaks al diario El País.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *